La familia es un lugar privilegiado para desarrollar ideas que tengan que ver con las matemáticas.


En la familia entramos en contacto con el mundo y vamos aprendiendo a conocerlo.


Contar, ordenar, ver la forma de los objetos, desplazarse por el espacio de la casa son actividades que pueden ayudar a construir fácilmente conceptos e ideas abstractas.


Durante esta cuarentena hemos practicado mucho y aquí tenéis alguno de los resultados:

https://drive.google.com/file/d/103XXd3453NYge-d83TISxEsF8cD6TyN0/view?usp=sharing

https://drive.google.com/file/d/1caXPZtBsX_MjJ6FBQCWLYC5ykYpOk_TG/view?usp=sharing

https://drive.google.com/file/d/1fyGUfbPRZLzrqWW5Adzirtye9X3sgjP9/view?usp=sharing